Jueves , 8 diciembre 2016
Ultimas noticias

Cristina está nerviosa

El nuevo editorial de Alfredo Leuco en Le doy mi palabra

¿Qué te “pasha” Cristina, estás nerviosa? ¿Qué queres inventar Cristina para zafar de la condena que te toca por ser la presidenta más corrupta de la historia argentina?

En el juego de las palabras y las preguntas tal vez yo podría ser así de irrespetuoso con la investidura de la ex jefa del estado. Pero prefiero tratarla con respeto. No hacer lo que hizo su esposo Néstor cuando en medio de la batalla por apropiarse del grupo Clarín popularizó aquel latiguillo de “que te “pasha”, estas nervioso?”. Tampoco voy a seguir el camino de Cristina que sacada y fuera de compostura, maltrata al actual presidente Mauricio Macri con una carta que dice “que querés inventar, Macri”.

Yo voy a intentar ser muy respetuoso con la ex mandataria y con la mujer pero implacablemente crítico con la culpable de haber dejado un país quebrado y saqueado, cargado de odio y con todos sus familiares y funcionarios enriquecidos en forma ilegal. Por eso la voy a tratar de Señora Cristina Elisabet o de abogada falsamente exitosa o de arquitecta egipcia.

¿Qué quiere inventar señora? ¿Usted le quiere hacer creer a los argentinos que las cataratas y montañas de dólares sucios que todos ustedes se robaron es culpa del Presidente Macri y de Clarín y hasta de Nicolás Wiñazki? No subestime a los argentinos, doctora. Las causas avanzan en la justicia y desbordan pruebas recontra suficientes como para juzgarla, castigarla y tal vez, en un futuro no muy lejano, llevarla a la cárcel.
Ningún periodista que camina tribunales registró que algún juez o fiscal sufra presiones y mucho menos que reciba órdenes del presidente Macri o de alguien de su entorno. Tal vez en forma individual algún allegado lleva y trae información pero no hay un solo juez o fiscal que haya denunciado presiones extorsivas por parte del Poder Ejecutivo que si existieron como plan sistemático durante su gobierno.

Usted doctora cree, como el ladrón, que todos son de su misma condición. Y le aseguro que no es así. Hay suficiente libertad y pluralismo en los medios como para que cualquier magistrado que se sintiera apretado lo pudiera denunciar a los cuatro vientos. Y eso no pasa. Porque no pasa. Solo en su cabecita conspirativa. Usted cree que Macri dirige a los jueces porque usted en gran medida hizo eso. A los de Justicia Legítima los verticalizó a sus órdenes, algunos por simpatías ideológicas y otros por convenientes negociados. A los que no eran del palo los tuvo atemorizados con carpetazos de los espías, los amenazó con revelar cuestiones de la vida privada y en las situaciones más graves, como el caso del fiscal Eduardo Taiano, secuestraron a su hijo el día que tenía que tomar una decisión de trascendencia.

Cumplo en comunicarle, señora que eso ahora, no existe. Por suerte. Y que si existiera, los periodistas independientes lo denunciaríamos en forma urgente.

Segundo tema que va en la misma línea. Como usted hizo arrodillar y redujo a la servidumbre a medios y para periodistas con el látigo o el dinero de la pauta publicitaria, cree que ahora, Macri hace lo mismo. No es cierto, señora. Los periodistas, por ahora, decimos lo que se nos ocurre. Lo que responsablemente creemos que hay que decir de las luces y sombras que tiene este gobierno. Nadie nos intimida. Es más, aunque usted no lo crea, doctora, en los medios públicos hay decenas de periodistas kirchneristas que pueden expresar con libertad sus críticas a Macri y sus lisonjas hacia usted. Todo lo contrario de la maquinaria de exterminio de la crítica y el pensamiento diverso que usted instaló. Con esto le quiero decir que la denuncia contra su madre que, creo es en realidad contra usted, la hicieron dos periodistas por su propia voluntad. Y no inventaron nada. Y nada les dijeron ni Macri ni Magnetto que se enteraron por la televisión, como corresponde. Yo entiendo que a usted le cueste entender esta lógica. Pero así funciona el periodismo, salvo cuando hay gobiernos autoritarios y agresivos como el suyo.

Usted le manda la carta a Macri solo con bravuconadas y chicanas. Como bien dijo la diputada Margarita Stolbizer, usted tiene que aportar datos, papeles, argumentos y expedientes. ¿Puede explicar que hace su señora madre Ofelia Wilhelm integrando una cooperativa que recibió en forma ilegal fondos para distribuir cartas? La doctora Elisa Carrió ya la denunció por fraude al estado. Y la tiene que tramitar el juez federal Sergio Torres y el fiscal Jorge Di Lello. Es que las pruebas son contundentes. Es que el Correo Argentino contrató durante cuatro años a la cooperativa “El Albadón”, que significa el llamador. ¿Será el llamador de riquezas? Fue absolutamente ilegal y ocurrió entre 2011 y 2015 cuando casualmente gobernaba la hija de Ofelia Whilhelm. ¿La ubica, doctora?. En ese período los inocentes viejitos recibieron la friolera de 61 millones de pesos de su gobierno. ¿Se acuerda, doctora? En agosto de 2015 a pocas horas de irse a su casa, el gobierno de Cristina quiso renovar el acuerdo irregular por donde se lo mire. Macri lo dio de baja apenas se avivó de la avivada.

Es lastimoso, contrario a la condición humana que una persona por su codicia sin límites ensucie y convierta en delincuentes a sus hijos y a su madre. Tres generaciones en el banquillo de los acusados. Toda una dinastía dedicada a robarse el dinero de todos. No se si habrá muchos antecedentes en el mundo.

Doctora, menos mal que su carta a Macri no se la mandó por la cooperativa de su madre. Lo hizo por Facebook. Más moderno y rápido, doctora.

Y para el final el colmo de la hipocresía. Cristina le dice a Macri que “tu Papá y otros como él que estatizaron la deuda de sus empresas mientras la dictadura genocida había desaparecido a miles de argentinos” son los responsables de lo mal que está el país.

No discuto lo de Franco Macri. Es cierto. Pero es la mitad de la verdad. Y voy a tratar de completarla. Cristina y Néstor lograron su primera fortuna y las primeras más de 20 casas con la actividad usuraria que ejercieron desde su estudio de abogados. Se dedicaron a quedarse con las propiedades de la pobre gente que no podía pagar las cuotas producto de la perversa ley 1050 de Martínez de Hoz que destruyó miles de familias. Esa fue la principal actividad de Néstor y Cristina mientras como bien dice, la dictadura genocida desaparecía a miles de argentinos”. Otra aclaración, la mayoría de los desaparecidos eran de la Juventud Peronista donde los Kirchner militaron en La Plata. Sin embargo jamás presentaron ni un habeas corpus ni participaron de ningún reclamo ante la dictadura. Otros como el doctor Rafael Flores y abogados radicales si se jugaron y llevaron adelante presentaciones para denunciar desapariciones y alertar a la población de que el terrorismo de estado estaba haciendo estragos. Cristina ahora levanta el dedito pero tiene amnesia de su propia historia. No se acuerda o prefiere no acordarse de lo que no hicieron ni de lo que hicieron. En mi barrio eso se llama ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio. Tal vez por eso, Cristina está tan nerviosa.

Ver también

0001

Santa Cruz: “Te firmo esto como Oscar Muñoz”

Noticias En La Red: Editorial de su conductor, Oscar Muñoz, sobre los temas de agenda …