Martes , 25 julio 2017

Cristina aceleró su defensa con una doble maniobra judicial

Pidió ser sobreseida en la causa Hotesur y recusó al juez Bonadio en la investigación sobre Los Sauces SA

Cristina Kirchner aceleró ayer su defensa ante la Justicia con una doble maniobra. Por un lado, pidió su sobreseimiento en la causa Hotesur y, por primera vez, informó sobre los términos contractuales de la relación comercial que mantuvo con Lázaro Báez por la explotación de hoteles en El Calafate. Por otro lado, la ex presidenta recusó al juez federal Claudio Bonadio en la investigación sobre supuestas irregularidades en Los Sauces SA.

La ex mandataria argumentó ayer que Hotesur SA firmó un contrato en noviembre de 2008 con la gerenciadora Valle Mitre SA, propiedad de Báez, por el alquiler y la explotación comercial del hotel Alto Calafate a cambio de un pago mensual de 120.000 dólares.

La Justicia investiga a Cristina Kirchner por el supuesto pago de sobornos a través de alquileres a hoteles de su familia por parte de Báez y de Cristóbal López , dos de los empresarios más beneficiados con contratos de obra pública.

LA NACION reveló en 2013 que Báez les garantizó ingresos multimillonarios a los Kirchner través de los contratos que firmaron al menos ocho empresas del propio Báez para pagar cientos de habitaciones sin jamás usarlas. En un año y medio, Báez desembolsó más de $ 10,1 millones por habitaciones en el Alto Calafate, más otros $ 3,2 millones por el “alquiler” de la hostería Las Dunas y otro $ 1,1 millón por operatorias similares con la firma Los Sauces SA, también de la familia.

La ex mandataria explicó ayer en su escrito que los pagos que ejecutaba Villa Mitre “no tenían nada que ver” con nivel de ocupación del hotel. “En otras palabras, la hipótesis de cobro por «ocupación fantasma de habitaciones» queda fulminada con una simple lectura de los contratos”, sostuvo en su escrito.

Click Aqui
La ex presidenta también consideró que las sospechas sobre el supuesto pago de “retornos” por parte de Báez y Cristóbal López son un “absurdo”. “Entre 2003 y 2015 se realizó obra pública por un total de US$ 107.825 millones, que fueron ejecutados por decenas de empresas contratistas del Estado donde, resulta importante señalar que las dos empresas denunciadas no encabezan precisamente el ranking por montos ejecutados”, afirmó. Y agregó que los montos abonados por los alquileres “no guardan ningún tipo de relación económica con la magnitud de la obra pública”.

El pedido de sobreseimiento de Cristina Kirchner también se apoyó en un antecedente. La ex presidenta citó al juez federal Julián Ercolini, que la sobreseyó en 2011 en una causa que justamente determinó que era no era incompatible que los Kirchner le alquilaran el hotel Los Sauces a Juan Carlos Relats, un empresario que tenía una concesión del Estado. “Es la misma hipótesis delictiva que la que ahora se investiga en la causa Hotesur”, afirmó Cristina Kirchner.

Contra Bonadio

Será el tercer capítulo de la tensa relación. Cristina Kirchner recusó ayer al juez Bonadio, que ya fue desplazado por la ex mandataria de la causa Hotesur y que, por el contrario, fue ratificado en el expediente sobre supuestas irregularidades en la compra de dólar futuro, investigación en la que Cristina Kirchner está procesada.

El principal argumento de la recusación impulsada por la ex presidenta fue la supuesta “enemistad manifiesta” del magistrado, aunque también sostuvo que siente “ausencia de garantías” en el proceso. Y recordó que Bonadio “registra una importante cantidad de juicios políticos en contra”, que también fue querellado penalmente y, por último, que ella misma ya lo denuncio en dos oportunidades.

“Usted mantiene una clara animosidad en mi contra que surge no sólo de las numerosas arbitrariedades cometidas en mi contra, sino igualmente con motivo de su propia conducta extraprocesal”, escribió Cristina Kirchner.

También le recordó haber sido nombrado como uno de los “jueces de la servilleta” en el menemismo, recordó que le sacaron la causa por irregularidades en el atentado a la AMIA a raíz de sus vínculos con el ex ministro de Interior Carlos Corach y apuntó que ella lo tiene denunciado por “prevaricato” por lo que hizo en la causa dólar futuro, donde la procesó.

El pedido de recusación será evaluado en primera instancia por el propio Bonadio. Si el pedido es rechazado, la Cámara deberá resolver la demanda de Cristina Kirchner.

La Nación

Ver también

Cristina ingresó ayer muy temprano a los tribunales y expuso por las redes las ausencias en el juzgado. Foto: DyN

Piden embargar los bienes de los hijos de la ex presidenta

Los fiscales Pollicita y Mahiques pidieron la medida sobre todas las propiedades familiares, que Cristina …