martes , 19 junio 2018

Crece la desocupación en Ushuaia y Río Gallegos

Tierra del Fuego.- El índice de desempleo subió al 7,5 por ciento de la población activa en el segundo trimestre del año, según la Encuesta de Hogares difundida ayer por el INDEC, y la cantidad de personas sin trabajo ronda los 1.340.000.
En la región patagónica la ciudad de Ushuaia tiene una desocupación del 9,0 por ciento, que es el porcentaje más alto de la zona. Luego le sigue Río Gallegos 5,6. En Chubut, Comodoro Rivadavia-Rada Tilly, 4,8 por ciento y Rawson-Trelew y Viedma-Carmen de Patagones, 4,1 por ciento, según el Indec.

A nivel nacional, en el primer trimestre la desocupación había sido del 7,1 por ciento mientras que entre abril y junio del 2013 había arrojado 7,2 por ciento.
En tanto, la cantidad de subocupados arrojó 9,4% en el período y también se elevó, ya que en el primer trimestre había arrojado 8,1 por ciento.

En cambio, descendió con relación al segundo trimestre del 2013, cuando había arrojado 9,7 por ciento.

Según la medición que abarca a 31 distritos urbanos de todo el país, sobre una población de 26,5 millones de personas un total de 890 mil no tienen trabajo y 1.114.000 está subempleada o trabaja menos de 35 horas semanales.
Pero si se proyectan esos porcentajes sobre la población activa total del país, 1.343.000 personas estarían desocupadas y 1.681.000 trabaja menos horas de las que pretendería.

El distrito del Gran Resistencia registró el porcentaje de desocupación más bajo del país con 0,6 por ciento, mientras que los más altos correspondieron a la capital de Córdoba, 10,7 por ciento y Río Cuarto, 9,6 por ciento.

Los trabajadores metalúrgicos despedidos por las empresas electrónicas y autopartistas en Tierra del Fuego, se manifiestan desde junio, para reclamar la renovación de contratos en la industria y exigirle al gremio que modifique un acuerdo pactado con las cámaras privadas y los organismos estatales que, según los operarios, “precariza los puestos de trabajo”.

Se estima que, en los últimos meses, las fábricas de la provincia dedicadas a la producción de celulares, electrodomésticos y autopartes evitaron renovar unos 4.000 contratos temporales, mientras que las empresas tercerizadas que dependen de esas industrias echaron a otros 1.000 empleados, como en el caso de los depósitos.
A raíz de esta situación, los metalúrgicos comenzaron a rechazar los contratos de corto plazo y ahora reclaman convenios con plazos mínimos de seis meses anuales.

Ver también

Claudio Vidal, a un año de la inauguración de la escuelita petrolera: “Somos parte de una sociedad que nos necesita”

Así lo expresó el Secretario general petrolero, Claudio Vidal, en el primer aniversario de la …

Deja un comentario