jueves , 3 diciembre 2020

Córdoba terminó de cortar lazos políticos con los hermanos Aybar

Caleta Olivia.- La decisión del intendente José Córdoba  de reestructurar su gabinete, condensándolo en cuatro secretarías para ahorrar gastos en funcionarios, avizora un costo político para José Córdoba con impredecibles efectos que se develarán en el transcurso del incipiente 2014.

52c4b901e269a_234_!

El jefe comunal de Caleta Olivia comienza la gestión del nuevo año sin el apoyo de los hermanos Emilio, Javier y Manuel Aybar , quienes le dieron un fuerte respaldo en la campaña proselitista que lo llevó a recuperar por cuarta vez la Intendencia.

En rigor, el primero de ellos se distanció hace muchos meses y se puso de lado del gobernador Daniel Peralta, quien lo recompensó otorgándole el cargo de director regional de escuelas de la Zona Norte de  Santa Cruz.

Pero a principios de esta semana, quedó en evidencia que los dos restantes, líderes del Ateneo 17 de Octubre, decidieron hacer lo propio. Desde esa estructura política que forma parte del Frente Para la Victoria, se emitió un comunicado de prensa en la cual se expresa el malestar por el hecho que Córdoba no los consultó a la hora de conformar su nuevo gabinete y desplazó a Javier Aybar de la Secretaría de Desarrollo Social.

SONY DSC

Javier Aybar fue desplazado de la Secretaría de Desarrollo Social. Su Ateneo acusó al intendente de “torcer la voluntad popular”.

No obstante, fuentes consultadas por Diario Patagónico revelaron que al ahora ex funcionario, el intendente le habría ofrecido un cargo de asesor en la misma cartera, pero lo rechazó al considerar que no se equiparaba con el rango político que se merecía.

Por el contrario, otros funcionarios que también fueron desplazados hacia una segunda o tercera líneas, con la consecuente reducción de sus dietas, aceptaron continuar acompañando al jefe comunal al anteponer aquel legado peronista de hacer prevalecer el espíritu de la militancia.

Como fuera, los Aybar del Ateneo dejaron sentado en el comunicado que “el intendente ha decidido torcer la voluntad popular con la que llegó a su cargo” y al mismo tiempo le enrostraron que “nuestro espacio político fue el único en obtener una banca de concejal y desde allí se lo acompañó en estos dos años de su gestión”.

Emilio Aybar

Emilio Aybar fue el primero que se desprendió del riñón de Córdoba y se alió con el gobernador Daniel Peralta.

“Queda claro que con las nuevas designaciones fuimos dejados fuera de su nuevo esquema político institucional, pero seguiremos trabajando con las mismas fuerzas y convencimiento para lograr cambiar la realidad que vivimos todos los vecinos de Caleta Olivia”, sostienen.

Lo de “cambiar” presupone una clara advertencia a Córdoba y por ello resulta altamente probable que Manuel ya no le cubrirá la trinchera en el Concejo Deliberante (conformado por cinco miembros) como lo vino haciendo hasta hace pocos meses, contrarrestando las posturas de los radicales Juan Acuña Kunz y Víctor Chamorro  e incluso la de otro edil del FPV pero aliado al “cotillismo”, Juan José Naves, en tanto que Juan Domingo Cabrera (FVS) es el único aliado confiable que le queda a Córdoba en el parlamento comunal.

Pero, supuestamente basándose en que la mejor defensa es un ataque, el intendente ya habría comenzado a “silenciar” a “Maqui”, tal como lo denominan sus allegados, dando instrucciones la oficina de prensa del municipio para que no se le realicen entrevistas a ser difundidas a distintos medios.

Manuel Aybar

Manuel Aybar abandonó la trinchera desde la que defendía a Córdoba en el Concejo Deliberante.

Sin embargo, parece ser que la estrategia del edil no pasará precisamente por embarrar la cancha del intendente a través de conferencias de prensa, al menos hasta que se vayan apagando los festejos de las fiestas del nuevo año prorrogadas por un periodo de vacaciones y por ello habría preferido desensillar hasta que aclare.

Se dice que desde la retaguardia, junto a sus hermanos Javier y Emilio estaría pergeñando una línea de combate para disparar “fuego amigo” desde distintos frentes y uno de ellos será precisamente desde el seno del Concejo Deliberante.

En las conspicuas charlas de café se comenta que la primera estocada podría darla a fines de febrero, cuando haya que renovar las autoridades de ese cuerpo legislativo. Aybar  se quedó con la espina en el ojo porque nunca puso ejercer la presidencia y a principios de 2013 no le dio el respaldo que necesitaba, lo cual motivó que un radical (Chamorro) ocupara por primera vez ese preciado cargo.

En ese contexto, se dice que “Maqui” golpeará donde más le duele al intendente  ya que ahora, sin ninguna chance para sus aspiraciones, insertará una punzante cuña,  al margen de haberle enviado el tácito mensaje de que no cuente con él a la hora de sostener  proyectos claves del Departamento Ejecutivo.

Ver también

REYES RECLAMÓ POLÍTICAS CLARAS Y MEDIDAS URGENTES PARA REACTIVAR EL TURISMO

La Diputada Nacional cuestionó la falta de políticas vinculadas al turismo y dijo que se …

Deja una respuesta