viernes , 19 octubre 2018

Continúan las labores de rescate de los cuerpos de los turistas

Por La Cachaña para El Espejo Diario

Avalancha en el Monte San Lorenzo: A una semana de la avalancha en el Monte San Lorenzo, que arrastró al sueco Andreas Fransson y el canadiense J.P. Auclair, los cuerpos de los turistas aun no pueden ser encontrados por la patrulla de la Gendarmería Nacional que fue destinada a la zona para realizar el rescate.

Todavía no pueden rescatar los cuerpos de J.P. Auclair y Andreas Fransson del Monte San Lorenzo (foto: Daniel Ronnback)

Todavía no pueden rescatar los cuerpos de J.P. Auclair y Andreas Fransson del Monte San Lorenzo (foto: Daniel Ronnback)

“Según los datos que hay, cayeron en una zona de glaciares muy difícil. Además cayó algo de nieve”, explicaron quienes se ocupan de las tareas para recuperar los cuerpos de los turistas extranjeros de las laderas argentinas del Monte San Lorenzo, en nuestra provincia de Santa Cruz.

La búsqueda está siendo realizada por un equipo de gendarmes que componen la tripulación y un helicóptero, con asiento en Río Gallegos, y efectivos de alta montaña del Escuadrón 42 de El Calafate.

Con base en la zona de Lago Posadas, los gendarmes informaron desde allí que a diario realizan sobrevuelos, pero que no logran divisar los cuerpos ni ningún indicio de ellos. La razón sería la caída de algo de nieve en las alturas, lo que no permite visibilizar los cuerpos.

Los gendarmes contemplan la situación de que los cuerpos se encuentren en la zona de glaciares, por lo que sería de difícil acceso para el helicóptero, por lo que se deberá programar otro punto de aterrizaje para descender a los rescatistas y que estos hagan parte del trabajo a pie, pero esto siempre y cuando no se ponga en peligro la vida de los gendarmes.

En tanto, los dos compañeros de los accidentados, Bjarne Salen y Daniel Ronnbak, de Suecia, esperan novedades en la zona, junto a la novia de Andreas Fransson.

Los cuatro extranjeros, junto a un guía chileno, habían subido al cerro San Lorenzo por el lado chileno. Su actividad era la que desarrollaban habitualmente, ascensos a cerros conocidos mundialmente por sus dificultades y luego descender esquiando para recabar material audiovisual que sirva de promoción para sus distintos sponsors.

El grupo se encontraba filmando la tarea de Fransson y Auclair en el cerro patagónico, cuando una avalancha arrastró a los dos esquiadores extremos hacia el lado argentino.

Un año atrás, Fransson y Auclair habían publicado la película “Happy Winter”, un video de montaña de 8 minutos que muestra asensos y descensos en lugar y condiciones extremas. Antes habían hecho lo mismo en la aguja Poincenot de la zona de El Chaltén.

“También amo la montaña porque me obliga a aprender las lecciones que tengo que aprender. Si no quiero aprender a leer las señales, a escuchar, a sentir y a ser humilde, pagaré un precio. Algunas veces no quise aprender y tuve que pagar por ello, de muchas maneras”, había dicho Fransson en su última película.

Luego de sufrir un accidente en 2012, también había asegurado que “las cosas cambian. Ya no estoy más ahí fuera en busca de la perfección. Ahora se trata tan solo de salir a la montaña porque me he dado cuenta de que es la mejor manera que tengo de pasar mi preciado tiempo en la tierra”.

Fuente: LOA

lacachana

Ver también

Extendieron el plazo para registrar teléfonos celulares con líneas prepagas

El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) extendió hasta el 31 de octubre el plazo para …

Deja un comentario