jueves , 19 octubre 2017

Consultorio online: cada vez más argentinos se ‘atienden’ en la web

Por: Daniela Blanco

Sin reemplazar la consulta cara a cara con el médico, muchos usuarios se volcaron al uso de aplicaciones y distintas plataformas para seguir temas relacionados con su salud. Médicos y pacientes lo ven como una esperanza democratizadora

0010602006

Sin perder de vista que la consulta cara a cara con el médico es sagrada, crece de manera sostenida en el mundo y más lentamente en la Argentina la tendencia a las consultas médicas online.

En el mundo la cuestión está más desarrollada y el estadío llegó a multiplicar las consultas en línea porque culturalmente los pacientes incorporaron la idea de alternar al médico “en vivo”, con el seguimiento online de una enfermedad o mal, sobre todo si estos son crónicos o se trata de tratamientos ambulatorios. E incluso ya se animan a pagar la ciberconsulta.

Estas plataformas digitales listas para dispositivos móviles y PC ofrecen además de información de salud, una serie de servicios online específicos para optimizar e interactuar en la relación médico-paciente.

Por ahora la tendencia responde más a ganar tiempo y efectividad en los tratamientos crónicos y sobre todo a que no se acumulen pacientes sanos en las salas de espera del consultorio. A mediano plazo los profesionales lo ven como una posibilidad de monetizar sus consultas y sumar ingresos extras.

Salud más democrática

Estados Unidos lidera la tendencia de consultas médicas online en pacientes que no son de emergencia ni agudos, y en algunos casos ya logró monetizarlos por parte de quienes los consultan.

Dentro de los sitios más reconocidos por su prestigio y seriedad ya funcionan con éxito  Doctors on Demand, respaldado por el mediático Dr. Phil y Health Tap que ya cuenta con más de un millón de usuarios. En ambos casos se trata de aplicaciones para PC , celulares y dispositivos móviles que permite a sus usuarios tener una consulta por video con un médico y conseguir ayuda médica en tiempo real.

Hacer preguntas escritas en HealthTap y AskMD -la aplicación de iTunes- es gratis, y una cita de 15 minutos en Doctors on Demand cuesta alrededor de 40 dólares.

En los países donde el acceso a la salud privada y de calidad es restrictivo debido a los altos costos y la salud pública está descontrolada envuelta en esperas interminables y falta de seguimiento de los pacientes, la modalidad online aparece para ambos lados del mostrador -pacientes y profesionales- como una esperanza democratizadora.

Los médicos ven estas aplicaciones como una herramienta para crear un perfil público, atraer a clientes nuevos y ganar un poco de dinero extra durante su tiempo de descanso.

Como declaró a la revista Time,  Murray Aitken, director ejecutivo del Instituto IMS, consultora global de salud, “vamos a ver un gran cambio sobre cómo y dónde se practica la medicina”. La clave, aseguró, es mantener el equilibrio y usar la “cibermedicina” para reemplazar visitas innecesarias al consultorio.

El caso argentino

En el caso argentino la cuestión, aunque más lenta,  crece día a día y el mediano plazo se presenta auspicioso para pacientes y profesionales que se entusiasman con sumar una interacción virtual.

“Es cierto que las consultas médicas online han crecido. En el mundo el tema está más desarrollado pero en el caso argentino el interés crece día a día. Es que todavía el paciente argentino busca contención del profesional por eso cuesta que incorpore la medicina online como complemento de su consulta, señala Juan Pablo Gutiérrez, creador deDermoconsulta.com, una aplicación especializada en dermatología para Android que puede ser instalada en cualquier dispositivo móvil.

“Detectamos que había que encauzar ese intercambio de información digital entre médico y paciente dentro de un contexto. Las consultas médicas online no reemplazan las consultas;  en el caso de tratamientos dermatológicos crónicos a través del envío de fotos de la zona afectada y del rostro se puede hacer un seguimiento on line eficiente. Y además le permite, al médico dermatólogo, cobrar su consulta, que si es por teléfono le genera tiempo y dedicación, pero no la cobra”, explica Gutiérrez.

“Los médicos en la Argentina que se acercan a estas herramientas tecnológicas buscan que se les facilite el trabajo, y que colaboren en el proceso de diagnóstico y tratamiento”, finaliza Gutiérrez.

El desafío ahora es la monetización de estos servicios, ya que los médicos lentamente lo  entienden como una fuente de ingresos extra.

El médico pediatra argentino Jorge Nasanovsky hace 12 años creó  Zonapediatrica.com,  un portal dedicado a consultas en línea sobre salud infantil.

“La experiencia con zonapediatrica.com ha sido muy gratificante a nivel profesional y muy útil pero como negocio no se ha podido monetizar por parte de los pacientes porque aún cuesta instalar en el paciente la idea de las consultas en línea. Hoy las cosas están cambiando y por eso creamos un nuevo proyecto Citaldoc.com, una plataforma de turnos médicos en línea que complementa y optimiza el trabajo del médico en la organización de su consultorio, y que se convirtió en referente en América Latina”, explica el doctor Nasanovsky.

En citaldoc.com los pacientes comienzan el acercamiento online para conseguir los turnos que necesita según la base de datos disponible. Lo primero que logramos fue reducir el ausentismo que en la Argentina es del 25 al 30% en consultorios. De esta manera su agenda de turnos está prolija, y se hace el trabajo de recordatorios  vía email o sms,  clave para reducir el ausentismo.

“El profesional es quien paga el servicio y la idea en breve es agregar un servicio premium de consultas online, que seguramente se fortalecerá en la medida que los pacientes argentinos se animen a complementar las visitas médicas con la consultas online ¡Hay que aumentar la masa crítica de pacientes online! No pretende reemplazar la consulta cara a cara y tiene un gran efecto democratizador”, resume el médico pediatra.

Ver también

El Gobierno promulgó la ley que restablece los feriados puente

La medida fue dispuesta a través del decreto 831/2017, publicado este martes en el Boletín …

Deja un comentario