lunes , 25 marzo 2019

Concluyó en Río Gallegos la VII Misión Juvenil Diocesana

Río Gallegos.- La VII Misión Juvenil Diocesana finalizó con la participación de más de 200 jóvenes misioneros procedentes de diferentes localidades de las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego, provincias que conforman la diócesis de Río Gallegos, y de otros puntos del país como La Rioja, La Plata y Córdoba, que conocieron esta misión a través de las redes sociales y quisieron unirse a ella.

VII-Misión-Juvenil-Diocesana-540x372

Los jóvenes que viajaron desde los extremos de la extensa diócesis tuvieron que hacer más de 700 kilómetros de camino para llegar a la ciudad de la misión que comenzó el pasado 4 de enero y finalizó el pasado sábado 11 de enero.

En la homilía de la misa de envío misionero, el obispo diocesano, monseñor Miguel Ángel D’Annibale, les decía: “Estamos como Iglesia diocesana para esto: para misionar, para anunciar a Jesús. Todo el año vivimos en la misión, cada uno en sus distintos lugares, en sus distintos carismas: el obispo, sacerdotes, seminaristas, religiosas, religiosos, laicos comprometidos, familias que nos acompañan, y ustedes jóvenes, que en distintos lugares, con sus tareas y sus responsabilidades, con sus estudios y sus trabajos anuncian a Jesús. Pero esta semana, esta intensa semana del año, venimos aquí para misionar, para experimentar lo hondo que es anunciar a Jesús y la alegría profunda que deja en el corazón anunciar a Jesús”.

Los jóvenes misioneros, adoptando como lema las palabras del papa Fancisco: “Vayan, sin miedo, para servir”, participaron de una semana de actividades centradas en la oración, la formación y la misión. La escuela de formación misionera y los talleres formativos estuvieron a cargo de diferentes sacerdotes y consagrados, mientras que la actividad misionera propiamente dicha se desarrolló en cinco barrios de la periferia de Río Gallegos, informó la agencia católica AICA.

Como una gracia especial de estos días, acompañó a los jóvenes la Cruz Misionera que el papa Francisco bendijo y entregó a los jóvenes argentinos en la Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro. Los jóvenes la llevaron por la ciudad, atentos a la consigna recibida del Obispo: “Aquí empieza, hoy, en el fin del mundo, en la diócesis más austral del mundo, esta Cruz a recorrer la Argentina. Y esta cruz tiene que atrae la mirada de todos ustedes en estos días, y la mirada de mucha gente que la va a mirar, que la va a tocar, que la va a contemplar. Tenemos que llevarla, hacerla recorrer, para que se vaya cargando, cargando simbólicamente de tantos y tantos deseos de cambio, de tanta pobreza, de tanto dolor, pero fundamentalmente de esperanza, que es lo que nos trae Jesús”.

Esta séptima misión juvenil diocesana se desarrolló en la ciudad de Río Gallegos. Las otras seis tuvieron como campo de misión la provincia de Tierra del Fuego, tres en Ushuaia y tres en Río Grande.

Ver también

El Indio Solari y su relación con la Patagonia

En su nueva autobiografía llamada “Recuerdos que mienten un poco”, el reconocido cantante reveló historias …

Deja un comentario