viernes , 19 octubre 2018
Las tabletas y teléfonos móviles se pueden convertir en herramientas útiles tanto para ampliar las funciones de un videojuego como para contar con información adicional de una partida. Foto: Reuters

Cómo aprovechar la tableta o el smartphone para jugar con la consola

Por Augusto Finocchiaro Preci

Muchos videojuegos suman aplicaciones conocidas como companion apps, estos desarrollos ofrecen información adicional en una segunda pantalla para los jugadoresmás entusiastas

Las aplicaciones de compañía o “companion apps” son una nueva tendencia en la industria de los videojuegos. Si bien los juegos más descargados del mundo son creados para celulares y tabletas, los de mayor desarrollo, diseñados para consolas o PC, comienzan a adaptarse al formato móvil utilizando los smartphones o tabletas como una segunda pantalla, y van más allá de las aplicaciones oficiales de la PlayStation (la PlayStation App) o de la Xbox (SmartGlass).

El GTA V, uno de los más vendidos de la historia, cuenta con su aplicación de compañía en la que se puede interactuar con mini-juegos que acumulan puntos para la partida de la consola, y hasta permite modificar, tunear y pintar los autos que se manejan por la ciudad de Los Santos. En la de PlanetSide 2, por ejemplo, se ven todas las estadísticas, los amigos conectados e informes de cada batalla, similar a la Ghost App del último Call of Duty Ghosts, en el que se manejan los clanes o equipos de amigos online.

Por su parte, Destiny, el título multijugador masivo de disparos en primera persona y exploración también usa una aplicación para modificar la armadura de nuestro guerrero e interactuar en foros.

A la lista se suman las del Mass Effect 3 y el TitanFall, con las que se puede leer en profundidad la historia y revisar el progreso de nuestro personaje.

Pero así como en el GTA se puede jugar con el celular para generar un avance en el perfil que se lleva en la consola, el Battlefield 4, con su Battlelog, permite no sólo seleccionar el armamento del soldado, verificar estadísticas, y hablar vía chat con compañeros de batalla, sino también utilizar el modo “commander” para dirigir a las tropas (de otros jugadores conectados con sus consolas o PC), seleccionar objetivos y comandar al equipo en el mismo mapa donde se disputa la partida online.

También con la aplicación del Assassins Creed 4 Black Flag se puede interactuar en el mapa de juego y mandar a la flota pirata a conseguir tesoros y realizar misiones, desde la tableta o el celular, con resultados que afectan al personaje principal.

Por último, el Watchdogs, el más reciente “sandbox” de Ubisoft situado en la retratada ciudad de Chicago, donde se hackean teléfonos, semáforos y cámaras, fue un poco más allá. Con su extensión para Android y iPhone de descarga gratuita, se puede jugar online sin comprar el juego ni tener Xbox o Playstation, contra usuarios que sí lo hayan comprado.

En este caso, el poseedor del juego tratará (en su consola) de escapar de los patrulleros y trampas que otros le tiendan desde la aplicación. Una excelente idea para que siempre haya rivales listos a competir online.

Ver también

Cómo afecta el uso de smartphones en la salud visual de niños

Ante el uso de tablets y celulares a temprana edad, el oftalmólogo, Gustavo Cardozo advirtió …

Deja un comentario