lunes , 11 diciembre 2017
Ultimas noticias

Cingolani: Fuí un perejil de la causa y pague un error de la justicia

Caleta Olivia.- El ex imputado por el homicidio de la modelo Johana Casas, Víctor Cingolani, aseguró que fue “un perejil de la causa” y en un momento pensó que se “iba a pudrir en la cárcel”. Además consideró que pagó “un error de la justicia”.

“Fui el perejil de esta causa. Y en un momento pensé que me iba a pudrir en la carcel por las arbitrariedades que tuvo el caso. Pero al fin se hizo justicia. Y aunque todavía no se me cayó la ficha estoy libre y junto a Edith, la mujer que amo”, dijo Cingolani, quien quedó en libertad el jueves luego que el Tribunal Superior de Justicia accediera a la apelación interpuesta a su condena de 13 años de prisión.

Ahora quiere vivir intensamente su matrimonio con Edith Casas, hermana gemela de la víctima que fue asesinada el 16 de julio de 2010. Estuvo preso tres años y medio por un crimen que no había cometido, según ahora el fallo de la Corte Suprema de la Provincia.

La noticia del casamiento de ambos, cuando Cingolani todavía estaba preso conmovió al país. E incluso fue reflejada por algunos medios del mundo. “Nunca creí que el caso iba a tomar tanta trascendencia. Para mi iba a ser un puterío de pueblo, nada más. Pero de pronto todos se llenó de periodistas, no lo podía creer”.

Cingolani de 29 años y Johana de 23 recibieron al Diario Jornada de Trelew en la casa de la madre del muchacho en Pico Truncado. Allí se van a quedar a vivir. Contaron sus expectativas futuras pero también cómo vivieron estos años de verdadera pesadilla. “Yo me presenté la mañana del crimen de Johana por otra causa y quedé detenido. Me interrogaron. Como fui novio de Johana eso me condenó. Me encontraron restos de pólvora en mis manos pero jamás me creyeron que era porque había ido a cazar con mi cuñado un día antes. No salí de la cárcel por tres años y medio”.

“Yo camino con la frente alta, la gente sabe quién soy. Nací y me crié acá. Sólo pagué un error de la justicia”. Pasaron por la plaza del pueblo, saludaron a la gente. “Esto es volver a vivir”, dijo Cingolani que no se olvidó de la gemela muerta: “Yo fui novio de Johana un tiempo. La recuerdo con mucho cariño. La quise mucho. Pero fue distinto a los de Edith. De ella me enamoré perdidamente y para siempre”.

Los jueces del Superior Tribunal de Justicia absolvieron a Cingolani y confirmó la condena a 12 años de Marcos Díaz impuesta por un tribunal de Caleta Olivia, por ser el autor material del asesinato. Díaz era novio de Johana en el momento del crimen. “Yo siempre sostuve que Díaz fue el que mató a mi hermana”, dijo Edith. Muy relajado y sin ningún atisbo de rencor en sus palabras, Cingolani contó cómo fueron sus días en la cárcel. “Son días eternos. Tiene 48 horas. Y a veces más. Yo de mañana no me levantaba. Y de tarde trabajaba en la carpintería de la Alcaidía. También llegué a formar una cooperativa con otros internos para fabricar bloques. Podía hacer una llamada por día y esperaba con ansias los días de visita. Sólo quien estuvo preso sabe lo que se padece. Y más aún si se es inocente”. (Foto / Clarín)

Ver también

Comodoro tendrá un Centro de Instrucción para Controladores de Tránsito Aéreo

El 18 de diciembre en instalaciones del aeropuerto local inaugurarán el Centro de Instrucción, Perfeccionamiento …

Deja un comentario