lunes , 11 diciembre 2017
Ultimas noticias

China se lanzó a la conquista de la Luna para consolidarse como una superpotencia

Envió una misión no tripulada que hará un alunizaje suave, algo que no ocurre desde 1976; sólo EE.UU. y Rusia lo lograron con éxito

PEKÍN.- En un punto de inflexión en su carrera espacial y sus ambiciones por consolidar su poder como potencia en el escenario global, China lanzó en la madrugada de ayer una nave no tripulada que realizará a mediados de mes el primer alunizaje suave en 37 años.

La sonda Chang E-3, que incluye al vehículo lunar Yutu (Conejo de Jade), fue lanzada a bordo de un cohete Larga Marcha 3B en el Centro de Lanzamiento de Satélites Xichang, en la provincia sudoccidental de Sichuan, a la 1.30 de ayer (hora local).

Si la misión tiene éxito, China será el tercer país, detrás de Estados Unidos y la antigua Unión Soviética, en lograr el alunizaje suave de una nave. El último tuvo lugar en 1976, cuando el Kremlin envió la misión Luna 24.

El Conejo de Jade, equipado con cámaras y brazos mecánicos, tiene previsto realizar investigaciones geológicas y buscará recursos naturales, luego de que la sonda en la que viaja alunice a mediados de diciembre y se convierta en la primera nave espacial china en tocar superficie extraterrestre.

La misión también incluye la instalación en la superficie lunar, por primera vez en la historia, de un telescopio que observará la Tierra.

Como parte de las misiones de su programa espacial Chang E, China había lanzado en 2007 su primera sonda para orbitar la Luna, que tomó imágenes y analizó la superficie del satélite. En los últimos años, los científicos chinos han debatido la posibilidad de enviar un hombre a la Luna después de 2020.

En la más reciente misión tripulada del gigante comunista, en junio pasado, tres astronautas pasaron 15 días en órbita y se acoplaron a un laboratorio espacial, que también es parte de una misión de Pekín para construir una estación para 2020.

Los planes de China incluyen el envío de una cuarta sonda en 2015 y otra en 2017, que completará la tercera fase del programa: lograr el regreso a la Tierra. Más tarde, en una fecha aún no fijada, planea enviar misiones tripuladas a la superficie lunar.

El lanzamiento de la sonda china tuvo lugar un día después de que la India -rival directo de China en la región- anunciara la fase dos de la misión a Marte del Mangalyaan, que tardará 300 días en llegar al planeta rojo.

El programa espacial chino, cada vez más desarrollado y con fondos ilimitados para sostenerlo, es uno de los pilares estratégicos del régimen comunista para apuntalar el poder que Pekín pretende irradiar a la región y al mundo.

El presidente chino, Xi Jinping, dijo que quiere convertir al país en una superpotencia espacial, y la misión ha inspirado un extendido orgullo por las habilidades tecnológicas locales.

Controladas por las fuerzas armadas, las operaciones espaciales están rodeadas de propaganda patriótica y tienen mucha presencia en los medios oficiales.

El veloz desarrollo espacial de Pekín, que afirma que persigue propósitos pacíficos, encendió las alarmas en Washington, donde el Pentágono dejó en claro que intentará evitar el aumento de las capacidades espaciales de China para así limitar sus ventajas estratégicas.

De hecho, en el pasado, Estados Unidos vetó la participación china en el desarrollo de la Estación Espacial Internacional para que los comunistas no tuvieran acceso a tecnología. En este contexto, la NASA había vetado el mes pasado la participación de científicos chinos en una de sus conferencias, pero luego rectificó la decisión al aducir que había malinterpretado una ley de seguridad nacional.

Así como en la última década China avanzó en los frentes económico, militar y diplomático, el éxito de la Chang E-3 en la Luna consagrará a Pekín en el frente ya no espacial, sino extraterrestre.

Agencias ANSA, EFE y Reuters.

Ver también

Fuerte baja del crudo tras tocar su precio más alto en dos años

La caída fue por la posibilidad de un incremento de la producción en norteamérica. La OPEP …

Deja un comentario