viernes , 17 noviembre 2017

Caso Marita Verón: todos absueltos; Verguenza nacional

A diez años y ocho meses de su secuestro, la Sala II de la Cámara en lo Penal de Tucumán dio a conocer el fallo unánime contra los 13 acusados de sustracción, retención y ocultamiento agravado, en concurso con el delito de promoción de la prostitución. Los imputados seguirán siendo investigados por otros delitos. La lectura se demoró cuatro horas. No hubo justicia para Marita Verón. Luego de diez años y ocho meses de su secuestro y desaparición, culminó el proceso oral y público que se siguió en Tucumán desde febrero. El tribunal integrado por Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano se hizo esperar y con cuatro horas de demora dio a conocer una esperada sentencia, que desilusionó a la querella, ya que absolvió de manera unánime a los 13 acusados. No obstante, seguirán investigando por otros delitos a los 13 imputados: María Azucena Márquez e Irma Medina, sus hijos José Fernando “Chenga” Gómez y Gonzalo “Chenguita” Gómez, Pascual Andrada, Humberto Derobertis, Carlos Luna, Mariana Bustos, Daniela Milhein, Alejandro González, Víctor Rivero, María Rivero y Cinthia Gaitán. Tanto el fiscal Carlos Sale como la querella habían solicitado una pena de hasta 25 años de prisión para los principales sospechosos. El abogado querellante Carlos Varela Álvarez también exigió que los imputados aporten datos ciertos sobre el paradero de Verón. Nada de eso ocurrió.
El juicio, de gran repercusión nacional e internacional, se convirtió en uno de los casos más emblemáticos contra la trata de personas que tuvo como principal referente a Susana Trimarco, madre de “Marita” Verón. La lectura de la sentencia fue sólo sobre la parte resolutoria, mientras que los fundamentos serán conocidos en una semana. A la indefinición sobre el destino de la joven se suma la inexistencia de pruebas materiales sobre sus periplos. Por eso, aunque aún no se conocen los fundamentos, se deduce que la decisión judicial se fundamentó en la evaluación de las declaraciones de los 130 testigos que pasaron por la sala del proceso, en especial de las mujeres de identidad reservada que fueron víctimas de redes trata de personas. Precisamente, las defensas basaron sus exitosas estrategias en descalificar esos testimonios, y en todos los casos pidieron que se absuelva a sus clientes.  A lo largo de las deliberaciones quedaron expuestas las deficiencias en la investigación policial y judicial en este caso y los vínculos con políticos, que afectó el resultado de toda pesquisa y se estima que puede derivar en la apertura de nuevas causas penales.
Para la audiencia final llegaron funcionarios del gobierno nacional, diputados nacionales, dirigentes sociales, gremiales y de organizaciones no gubernamentales. Había periodistas de todo el país. La sensación era casi unánime: iba a haber una sentencia condenatoria, que al final no llegó. Hay indignación entre los familiares de Marita.

Ver también

Una persona amenazó con prender fuego camión de YPF

Fue en el corte de ruta de Municipales en Caleta Olivia. Así lo expuso el …

Deja un comentario