lunes , 16 octubre 2017
Ultimas noticias

Caso Báez: una jugada judicial que destapó una fuerte interna familiar

Lázaro Báez con sus hijos Martín, Leandro

La ruta del dinero K

La presentación de Leandro Báez recusando a Casanello incluyó gritos y llamados cruzados. El miedo de Martín Báez.

La recusación al juez Casanello que esta mañana presentó Leandro Báez es una movida judicial que desnuda internas familiares y que se contrapone con el manejo habitual que Lázaro supo tener sobre su clan. En el texto, Cristina y Máximo Kirchner quedan señalados por parte de la familia Báez como los responsables de cualquier irregularidad, un planteo que Martín y su padre hasta ahora había evitado realizar ante la Justicia durante todo este tiempo.

El escrito se dio a conocer a las 9 de la mañana. Lázaro Báez llamó por teléfono a Río Gallegos muy molesto, y sus hijos menores le dieron otra versión de los hechos. En su departamento del barrio de Belgrano, Martín no quiso hablar con ellos. Acompañado por su mujer Nadia y su hijo, teme que este escrito lo conduzca a él al penal de Ezeiza, donde está su padre hace más de 50 días. “Sólo complica las cosas y deja todo revuelto”, explicaron desde el entorno de los abogados.

_CLAIMA20160526_0158_17

Hubo gritos, disgustos y llamadas cruzadas. El clan Báez parece derrumbarse como el imperio que Lázaro construyó con el favor de los Kirchner durante doce años. Esto desnuda una estrategia dividida: de un lado quedó Leandro, el menor de los hijos varones que con insistencia y llamados telefónicos desde Río Gallegos logró avanzar con su medida. Del otro lado, Martín y el empresario K con sus dos abogados Daniel Rubinovich y Rafael Sal Lari.

Las últimas conversaciones telefónicas que hubo entre el penal de Ezeiza y el teléfono fijo de la casa de calle Villarino 126, tenían un mensaje reiterado: Luciana y Leandro se quejaban de los abogados de Buenos Aires y le planteaban al padre que no estaban haciendo nada. Pero Lázaro repetía que había que tener “paciencia” y esperar “que todo avance”.

Leandro Báez, hijo del empresario K comprometido en la Justicia.
Leandro Báez, hijo del empresario K comprometido en la Justicia.

La decisión de Leandro -involucrado en las empresas y que permanece junto a su madre y hermana mayor Luciana, en Río Gallegos- fue avanzar. Con otros dos abogados, Santiago Viola y Claudia Balbín, presentó el escrito, y desde la capital santacruceña indicaron a Clarín: “No puede empeorar nada, Lázaro está preso hace dos meses las cosas no se venían solucionando”, así justificaron cerca de Leandro Báez la presentación.

En Buenos Aires la reacción fue otra: “Fue sin el consentimiento de Lázaro”, repiten allegados a Martín, que teme que el escrito rompa con la estrategia que venían diseñando hasta el momento y que impedía que él termine en el penal de Ezeiza. El enojo es manifiesto. Los abogados Rubinovich y Sal Lari se dirigieron inmediatamente a Tribunales para acceder al escrito que, parece, sorprendió a más de uno. No descartan que el texto quede desestimado: “Leandro no está ni imputado en la causa, en carácter de qué lo presenta”, replicaron.

Lázaro Báez llamó al menos cuatro veces desde que el escrito se presentó, habló con Martín en varias oportunidades y no escondió su malestar.

Sin embargo, el empresario K demostró no dar puntada sin hilo. Hace una semana envió a una persona de su confianza a hablar con el fiscal Guillermo Marijuán para que le explique todos los beneficios de la figura del testigo protegido. Las condiciones no convencieron a Báez cuando llamó desde el Penal para conocer los detalles de la conversación. La reducción de la pena no es mayor al 30% y perdería todos sus bienes. No le cerró, pero contempló la figura por unos días.

La recusación de hoy llamó la atención, pero por otro lado no se aleja de la idea de que, como a Lázaro no le resultaron favorables las condiciones, dio “luz verde” para que sea Leandro -quien no está implicado directamente en la causa de la ruta del dinero K- el que señale a Cristina y Máximo Kirchner. “Actuó solo y complicó las cosas”, se defendieron desde Buenos Aires desligando cualquier responsabilidad con el texto que se conoció hoy.

_CLAIMA20160526_0166_17

Interna familiar o estrategia judicial, Lázaro ahora sabe que su frente judicial y el de Martín, puede complicarse. Eso sí, todos coinciden en la recusación del Juez Sebastián Casanello, a quienes los hermanos Báez que están en Río Gallegos, señalan de encubrir a Cristina y Máximo. Y abre otra ventana: que Lázaro hable pero ante otro juez.

A 3.000 kilómetros de distancia, la mayor de las hijas de Báez tampoco queda al margen de la Justicia: tiene firma autorizada en Austral Construcciones, figura en gran parte de la documentación de la empresa investigada por evasión fiscal y lavado de dinero.

Leandro, promotor de esta medida que hizo mucho ruido al interior de la familia, había sido señalado por Leonardo Fariña como el responsable de manejar Austral Agro, la sociedad con la que se compraron la mayoría de las estancias y además, como uno de los que conocía el movimiento del dinero físico que se realizaba en los campos. “Ahora todos quedan complicados”, replicaron con enojo desde el entorno del empresario K.

Ver también

EL MANEJO DE LA TIERRA COMO PREMISA PARA ALCANZAR EL DESARROLLO SOSTENIBLE

El presidente de la Federación de Instituciones Agropecuarias de Santa Cruz (FIAS), Miguel O’ Byrne, …