viernes , 23 octubre 2020

Capitanich defendió el desmedido uso de aviones oficiales

Falcon-HB-JSS-Rio Gallegos
Río Gallegos, 14 de Nov. (ANA) .- El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, defendió hoy a los cuatro ministros del gobierno nacional aterrizaron con pocos minutos de diferencia ayer en Río Gallegos en tres aviones oficiales procedentes de Buenos Aires, para acudir a varios actos de anuncio de obras y otro que luego emprendería su viaje a Australia.

En su habitual conferencia de prensa matinal en Casa Rosada, Capitanich dijo que «si no se cuenta con el Tango 01», la contratación de otro avión se hace mediante un concurso con las naves con «capacidad de atender el servicio».

Sobre el viaje a Australia, argumentó que al ser un viaje de «16 horas» tiene que estar «equipado para ese objetivo», y que en el caso «estaba contratado conforme a normas».

Capitanich sostuvo que «los funcionarios se desplazan en flota oficial», que está «a disposición de la logística» y que «siempre surge el debate» sobre si podrían ir en aviones de línea, pero afirmó que»hay que priorizar el uso del tiempo».

La ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, llegó en el Tango 10. Minutos después aterrizó un Fokker F-28 de la Armada en el que viajaba el ministro de Defensa, Agustín Rossi. Ambos funcionarios se desplazaron hasta la capital santacruceña para anunciar inversiones en infraestructura y equipamiento hospitalario y la construcción de un hospital materno-infantil en Río Gallegos.

Luego de ambos aterrizajes, arribó el ministro de Economía, Axel Kicillof y el canciller Héctor Timerman en el Tango 04 para reubicarse en un jet privado Falcon 7X matrícula suiza y dirigirse a Australia para acudir a la Cumbre del G-20 en la ciudad de Brisbane, en sustitución de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Mariana Zuvic dirigente de la Coalición Cívica afirmó que “querían ocultar la llegada del avión, tal vez porque no estaban volando con una nave de la línea de bandera”.

“Era imposible acceder a la zona, ya que había un séquito de custodios extraordinario”, dijo.

El ex gerente de Aerolíneas Argentinas, Jorge Molina, dijo que «los gastos están arriba de los 140 mil dólares por viaje».

«La mayoría de los aviones volvieron, ósea que, si deben regresar para buscar a los funcionarios, el costo se incrementa”, aseguró.
“Si todos hubieran viajado en el mismo vuelo se habrían ahorrado muchísimo dinero”, añadió en declaraciones a Cadena 3.

«Podrían haber volado por una línea regular. Tenían varias alternativas para viajar y a un costo más conveniente. El problema es que toman la cosa pública como propia”, concluyó. (Foto / OPI)

Ver también

Hernán Elorrieta: “Aprobamos por unanimidad el desarrollo hidropónico en la Santa Cruz”

El diputado por municipio de Las Heras, perteneciente al Partido SER,  destacó la importancia de …

Deja una respuesta