lunes , 23 octubre 2017

Caletense que involucró a Costa podría terminar en la cárcel

Beatriz Nicolasa Fuentes, la vecina caletense que dio falso testimonio en el caso Angeles Rawson al acusar al secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, de intentar repartir dinero entre los vecinos que residen en el edificio donde se produjo el crimen de la adolescente, fue imputada ayer por falso testimonio y podría caberle una pena de diez años de cárcel. Cabe recordar que la testigo “trucha” también involucró al diputado nacional Eduardo Costa (UCR), lo cual hizo que el ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, presentara el 25 de julio una denuncia ante la Procuraduría General de la Nación para que se investigue el rol del legislador radical santacruceño, sospechando que pudo haber existido una maniobra política.
Vale recordar que a mediados de ese mes, Fuentes acudió en Buenos Aires a la oficina de Costa (en el Congreso), para solicitar un pasaje que le permitiera retornar a Caleta Olivia. Allí habría haber comentado su falsa historia de haber estado en el edificio de Ravignani 2.360 y entonces una secretaria del diputado le habría recomendado contactarse con el periodista de Canal 13, Ricardo Canaletti, a partir de lo cual se hicieron públicos sus dichos que llegaron a oídos de la justicia.
“HABLEN CON MI ABOGADO”
Fue el fiscal de la causa, Andrés Madrea, quien ayer le imputó a Fuentes el delito de falso testimonio. La misma ya había retornado hace varios días a Caleta Olivia, pero resultó difícil ubicar su nuevo domicilio, hasta que el fin de semana pudo ser hallado por Diario Patagónico gracias a datos aportados por un lector. Efectivamente, este medio constató que reside en la calle Dinamarca, entre avenida República y San Francisco de Asís, en la zona del barrio Ceferino Namuncurá. La mujer, sobre quien recaen numerosas causas judiciales por estafas y defraudaciones, no quiso atender los requerimientos de ese medio, aunque por breves segundos –desde la planta alta de la casa- dijo que no iba a realizar ningún tipo de declaraciones. “Hablen con mi abogado” expresó en alto tono de voz, precisando que se trataba de Marcelo Fernández, el mismo letrado que hasta hace pocas semanas fue defensor de cuatro imputados en el juicio por el crimen del policía Jorge Sayago y que fuera expulsado por el tribunal de la Cámara del Crimen de Caleta Olivia por llegar tarde a una audiencia. Fernández no responde desde hace varios días las llamadas telefónicas de este medio y tampoco pudo ser ubicado en su estudio particular.

francesito banner

banner tapitel

Ver también

FALLO HABILITÓ AL GOBIERNO A DESCONTAR LOS DÍAS DE PARO DEL SECTOR DOCENTE

La Cámara de Apelaciones ratificó el dictamen de una Jueza de El Calafate que había …

Deja un comentario