miércoles , 13 noviembre 2019

Brasil frenó ventas de carne vacuna a China: ¿oportunidad local?

Por la crisis sanitaria del país vecino, los frigoríficos locales esperan sumar envíos al gigante asiático. La falta de oferta limitaría las exportaciones.

El mercado mundial de carne mira expectante el nuevo escenario. Ayer Brasil anunció oficialmente que decidió suspender las exportaciones de carne vacuna hacia China, como medida preventiva, ante la detección de un caso “atípico” de Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), también conocida como “mal de vaca loca”, en un animal de su rodeo localizado en el Mato Grosso.

La medida es parte de un protocolo sanitario firmado entre ambos países en 2015 y que prevé la suspensión inmediata y de forma preventiva cuando se detectan este tipo de casos.

El Gobierno de Brasil busca de esta manera frenar posibles problemas comerciales y sanitarios con China, quien hoy es su principal comprador: solo el año pasado se quedó con el 40% de sus exportaciones cárnicas (poco más de 320.000 toneladas) y para este año se prevé que crezcan un 20%.

Según el documento elaborado por el Gobierno del país vecino, todos los cargamentos de carne bovina expedidos después del 31 de mayo deberán regresar a Brasil.

Mientras tanto surge el interrogante de si este panorama abre una clara posibilidad para el mercado cárnico argentino. Por lo pronto, actualmente hay más de 30 frigoríficos nacionales autorizados para exportar al gigante asiático que hoy se queda con el 56% del total de los envíos que vienen creciendo consecutivamente mes a mes.

Lo cierto es que hoy la Argentina busca crecer en ventas al mercado externo pero tiene un limitante: el stock bovino y la producción que no logra recuperarse.

Por su parte, el consumo interno viene mostrando un marcado retroceso en los últimos meses pero continúa en torno de los 49 kilos por habitante por año.

En este contexto, desde el sector remarcan que la Argentina podría aprovechar esta oportunidad pero, en lo inmediato sería muy acotado, básicamente por falta de oferta del producto.

En medio de este panorama revolucionado, la Argentina recibió ayer la buena nueva que ya puede exportar carne enfriada y con hueso a China. Esto traería aparejado el envío de cortes de mayor valor, siempre y cuando la producción logre crecer.

Mientras tanto Brasil buscará rápidamente salir de esta crisis y sus autoridades sanitarias ya están en plenas conversaciones con las del gigante asiático.

Incluso desde el país vecino ya detallaron que “todas las acciones sanitarias para mitigar futuros riesgos fueron concluidas antes incluso de la emisión del resultado final-de (EEB)- por parte del laboratorio de referencia de la Organización Mundial de la Salud Animal”.

A su vez, las autoridades brasileñas recordaron que en más de 20 años de vigilancia de la enfermedad, Brasil tan sólo registró tres casos de “mal de vacas locas” atípicos y ningún EEB clásico, que podría resultar en el cierre de todos los mercados.

Así es que los próximos días serán clave para el mercado mundial de carnes, y mientras tanto los frigoríficos locales miran expectantes.

Ver también

Alberto Fernández: «El quiebre institucional en Bolivia es inaceptable»

El presidente electo sostuvo que «en Bolivia se ha consumado un golpe de Estado producto …