Sábado , 27 mayo 2017

Así es la polémica “casita rosada” de Florencia Kirchner

En enero de 2015, NOTICIAS mostró  la casa que Cristina Kirchner había reformado para su hija en la quinta de Olivos. El arreglo fue pagado por Vialidad Nacional.

El chalet de Flor K que costó $28 millones. “Huéspedes A” fue la casa donde vivió Florencia Kirchner en la Quinta de Olivos mientras su madre era presidenta. En el 2015 NOTICIAS contó que la hija de Cristina Kirchner había decidido reacondicionar el lugar castigado por las filtraciones y la pintura en mal estado. Y hasta consiguió un video exclusivo de la casa terminada. Flor K había elegido el rosa chicle para decorar su hogar: tenía su propia rosadita.

Los trabajos duraron más de un mes y tuvieron que hacerse en etapas sobre todo porque los ruidos molestos de la obra molestaban a la hija presidencial. Allí vivió junto a su entonces pareja, Camilo Vaca Narvaja, mientras estaba embarazada.

“Huéspedes A” es una construcción de una sola planta de estilo colonial que tiene varias habitaciones que se separan por un pasillo central. El lugar cuenta con una cocina propia y un staff disponible para ponerla en funcionamiento, pero Florencia prefería pedir sus menúes a la cocina principal de la Quinta. Los pisos son de madera y las puertas antiguas son altas y blancas. Florencia se instaló allí tras la muerte de Néstor Kirchner. Antes, vivía en la casona principal que ocupa la Presidenta.

La casita que Florencia Kirchner usó dentro de la Quinta de Olivos tiene 150 metros cuadrados. Se le hicieron millonarios arreglos que costaron 28 millones de pesos. La difusión de la noticia generó la indignación de la hija de la ex presidenta.

Además de la “rosadita de Frorencia” hay documentación que prueba que quisieron remodelar 17 edificaciones funcionales por las que se pagaron 23 millones. También intentaron instalar cámaras de seguridad en la residencia, por 40 millones de pesos, algo que finalmente fue descartado por Vialidad Nacional.

Las obras estuvieron a cargo de la UTE dirigida por Gustavo Alberto Weiss, un ingeniero relacionado con el expresidente Néstor Kirchner. Sus antecedentes están vinculados a Santa Cruz: Weiss construyó el hospital en El Calafate, tuvo negocios en la industria petrolera, tendió una red eléctrica y arregló un tramo de la ruta 40 de esa provincia.

Al trascender la noticia Florencia Kirchner se indignó y se descargó con todo a través de la cuenta de Facebook de su madre, Cristina Kirchner. Allí reconoció que se hicieron las refacciones aunque aclaró que eran para mantener las condiciones del lugar. También fue dura con los periodistas que escribieron la noticia.

Ver también

Una mujer murió y su esposo e hijos resultaron heridos al volcar auto cerca de Monte Aymond

Magallanes, 6 de Ene. (ANA) .- Una mujer murió y tres personas resultaron lesionadas al …