viernes , 4 diciembre 2020

Aniversario de San Julian: silbidos, abucheos y un acto iresponsabilidad…

La presencia de Daniel Peralta en los actos del 112 aniversario de la ciudad de San Julián  fue totalmente desacertada. Los militantes peraltistas llegados desde Río Gallegos hicieron imposible los festejos de la localidad.

De la peor manera concluyó el acto por los 112 años de la localidad de Puerto San Julián. En el acto que concluyó a las apuradas estaban presentes el gobernador Peralta, el vicegobernador  Cotillo, el intendente sanjulianense Nelson Gleadell, el ministro de turismo de la nación Enrique Meyer, jefes comunales de otras localidades del interior provincial, diputado por el pueblo Leonardo Álvarez, vicepresidente Primero de la Honorable Cámara de Diputados Mauricio Gómez Bull, entre otras autoridades.

Durante la jornada de ayer los anuncios y aportes que llegaron a la ciudad portuaria de la mano del Gobierno nacional mancharon la celebración, la que terminó con asperezas y sin las palabras de los máximos exponentes, como son el intendente Gleadell y el primer mandatario provincial.

acto central aniversario san julian

“Lamento el acto de irresponsabilidad que ha tenido el Gobernador”, le indicó el intendente sanjulianense Nelson Gleadell, quien relató que en el marco de lo que fue el desfile cívico-militar, se vio obligado a suspender los discursos por la constante interrupción de parte de la militancia peraltista durante el acto. Remarcando que este grupo de personas fue llevado a su localidad y eran claramente identificados con la figura del Gobernador, el jefe comunal puntualizó que “tuvimos la presencia de manifestantes que acompañaban al Gobernador, lo que generó un clima de inestabilidad social porque hubo gritos y chiflidos, una situación totalmente incómoda frente a un Gobierno nacional totalmente presente en nuestra localidad”.
Detallando que en el marco de esta celebración nación hizo efectiva la entrega de aportes y anunció obras, el Ejecutivo provincial sólo se limitó a entregar una placa, pero a pesar de esta deferencia Gleadell remarcó que hay que ser agradecido, aunque se quedó con las ganas de hacerlo debido a que no pudo dar su discurso “porque lo más sensato fue suspender los discursos por el clima tenso que generó la presencia de estos convocados por el Gobernador”.
Según expuso, esta determinación quizá será fuertemente criticada, pero reiteró que fue una decisión política para mantener el orden y la estabilidad social de su comunidad: “No poder hacer uso de la palabra en virtud de la violencia que estaba representada por los forasteros, generó un marco no apto para expresarse”.

Ver también

Codedco festejó el “Día del estudiante virtual”

Alumnos, docentes y directivos del Colegio de Enseñanza Digital de Caleta Olivia participaron virtualmente del …

Deja una respuesta