viernes , 20 octubre 2017

Al límite de la preservación de órganos, hubo una ablación múltiple en Caleta Olivia

Con una impecable logística y profesionalidad de médicos, bioquímicos y técnicos de diversas especialidades sanitarias, además del coordinado desplazamiento de ambulancias y patrulleros policiales, ayer por la madrugada se concretó la ablación múltiple de órganos de la adolescente a la que se le había declarado muerte cerebral en el Hospital Zonal de esta ciudad.

Fue el tercer operativo exitoso de este tipo que se realiza este año en el mismo nosocomio y el quinto en su historial institucional, pero además era la primera vez que se ablacionaron órganos de una persona menor de edad.

Fueron los de la chica de 14 años, hija del juez de instrucción de Puerto Deseado, Oldemar Antonio Villa, quien el martes por la noche se disparó un balazo en la cabeza con una pistola 9 milímetros que pertenecía a su padre. Las causas son materia de investigación, en tanto trascendió que habría dejado una carta explicando las razones de su drástica determinación.

La adolescente fue trasladada esa misma noche desde Deseado al Hospital de Caleta, pero su cuadro clínico era irreversible y se le diagnosticó muerte cerebral, lo cual activó un operativo de donación de órganos centrado en aspectos legales y en los protocolos del INCUCAI, con la humanitaria anuencia de sus padres.

Esto motivó que arribaran procedentes de Buenos Aires (previa escala en Comodoro Rivadavia) dos cirujanos de la Fundación Favarolo y otros dos del Hospital Austral para trabajar con los equipos de profesionales y técnicos  del Hospital Zonal.

La ablación múltiple comenzó alrededor de las tres de la madrugada y finalizo antes de las siete, tras lo cual los órganos fueron transportados en recipientes especiales, inicialmente hacia el aeropuerto de Comodoro Rivadavia por vía terrestre ya que las condiciones meteorológicas imperantes -debido a la lluvia- conspiraron en la utilización de un helicóptero.

Fue por ello que las dos ambulancias afectadas tuvieron el acompañamiento de igual número de patrulleros del Comando Radioeléctrico y en el ingreso a Comodoro se sumaron otros tres de la policía chubutense.

APREMIO POR EL TIEMPO

Pero detrás de la precisa logística y del trabajo de cirujanos, debe también señalarse la labor de biquímicos y técnicos de terapia intensiva que pudieron mantener durante 26 horas el cuerpo de donante en estado vegetativo ya que se estaba al límite del proceso de deterioro de los órganos que podían ser trasplantados.

Concretamente se ablacionaron hígado, un riñón, córneas y material cardiovascular (válvulas). En este último punto vale señalar que en la lista nacional del INCUCAI no había pacientes receptores de corazón de similar edad en lista de espera, ni tampoco coincidencias con el factor de sangre de la donante.

Una de las personas receptoras es una paciente renal de Comodoro Rivadavia que viajó a Buenos Aires en el mismo avión que trasladó a los cirujanos de la Fundación Favarolo y del Hospital Austral, en tanto que otro de los órganos, el hígado, fue destinado a un niño de 9 meses de otra ciudad.
En total, las personas que ya habrían sido trasplantadas son cinco y este hecho humanitario fue destacado por el director del Hospital Zonal, Leonardo Riera, quien también destacó la labor de todas las personas que estuvieron afectadas al operativo.

COORDINADOS

Riera expuso sobre este delicado tema en una rueda de prensa ofrecida a mediodía de ayer, en la que también dieron precisiones los terapistas Fabián Cardozo y Carlos Rodríguez, la jefa de Logística, Myriam Hammer; los bioquímicos Diego Doming y Guido Pachao (Departamento de Hemoterapia); la técnica de laboratorio Andrea Castro y el jefe del Comando Radioeléctrico policial, comisario Alejandro Gatica, entre otros.

me.jpj

Todos ellos prácticamente no habían dormido desde hacía muchas horas, pero evidenciaban la enorme satisfacción personal de haber contribuido al éxito de este operativo, al tiempo que en ese mismo marco se enalteció la decisión humanitaria de los padres de la infortunada menor donante.

Finalmente, cabe señalar que con este nuevo operativo, el Hospital de Caleta Olivia se posiciona en la región patagónica  como uno de los principales centros de alta complejidad en posibilitar ablaciones bajo la coordinación del INCUCAI.

El Patagonico

Ver también

El Gobierno promulgó la ley que restablece los feriados puente

La medida fue dispuesta a través del decreto 831/2017, publicado este martes en el Boletín …

Deja un comentario