domingo , 19 agosto 2018

Ajuste pedido a las provincias: El impacto será mayor en distritos con mayores transferencias no automáticas

El recorte pedido por el Gobierno central a la provincia podría ser menor a la de otras provincias –como Chubut- debido a que ya no depende como antes de las transferencias discrecionales. Sin embargo, éste es apenas un aliciente ya que la posible quita de subsidios será dolorosa.

 

El Gobierno nacional decidió “jibarizar” el recorte exigido por el Fondo Monetario Internacional (FMI), un recorte de 300 mil millones de pesos de los cuales un tercio lo deberán asumir las administraciones provinciales, o sea, 100 mil millones en total.

De ese número, teniendo en cuenta los ingresos de cada provincia, a Santa Cruz le fue informado que asumirá un recorte del orden de los 1400 millones de pesos, suma para nada menor teniendo en cuenta que representa casi la totalidad que destina durante un mes al pago de los salarios de la administración pública.

Qué se va a tocar

Ya surgieron –como lo informara en la edición de ayer TiempoSur- algunas alternativas de donde se aplicaría el “bisturí” de parte del Gobierno nacional, con la intención de discutirle en el marco del debate del Presupuesto para el 2019.

En nuestra jurisdicción se habla de recortes que irán desde los subsidios al combustible (hoy se paga menos por litro que en otros distritos del país), hasta el valor diferencial que pagan los usuarios del gas de la Patagonia (es la mitad que en otros sitios de la Argentina).

Pero además, se habla de la caída de las obras públicas que estaban proyectadas pero que no habían comenzado; la transferencias de programas de salud, educación y sociales a la provincia, los fondos para viviendas, el Fondo Soja, entre otros.

El caso de Chubut

Pero si el ajuste será doloroso en Santa Cruz, en otros distritos será aún peor. Por ejemplo, la agencia calificadora Moody’s nombró a Chubut entre los distritos más perjudicados del país por los recortes de las transferencias discrecionales para 2019.

Moody’s consideró en un informe que el acuerdo entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) es “negativo en términos crediticios para las provincias”, ya que éstas tendrán que compensar la reducción de las transferencias discrecionales mediante un recorte de sus gastos.

A todas estas variables -ajuste en transferencias no automáticas, los déficit provinciales y las complejidades en materia de recaudación- se le suma los altos índices inflacionarios.

De acuerdo con un informe de la calificadora, las provincias más afectadas serán aquellas con una mayor proporción de transferencias discrecionales en relación a sus ingresos totales. Ese es el caso de las provincias de Buenos Aires, Chubut, Misiones y Chaco.

“Las provincias deberán compensar la disminución planificada de las transferencias discrecionales reduciendo sus gastos”, menciona el informe.

Por qué no es el caso de Santa Cruz. Porque debido al cambio de gobierno, desde el 2015 se redujo drásticamente los ingresos por transferencias no automáticas. Tanto que se pasó de una dependencia de casi el 30% a menos del 10%. El recorte será “feroz” como dijo días atrás el secretario de Estado Martín Chávez, pero será aún peor para los distritos que dependen aún más que el nuestro de los aportes discrecionales.

 

 

 

 

 

 

(iF)Tiempo Sur

Ver también

YCRT: La Intersindical levanta la retención de tareas

Tras una asamblea realizada en la jornada de hoy viernes, la Intersindical resolvió levantar la …